161110_icono_product_teaser Shape Shape 161110_icono_product_teaser icon-arrow-left icon-arrow-right icon-first icon-last 161110_icono_product_teaser 161110_icono_product_teaser location-pin 161110_icono_product_teaser 161110_icono_product_teaser contact-desktop-white careers-desktop-white

connect 4.0: Click. Ship. Done.

Cotizaciones inmediatas. Reservas inmediatas. Satisfacción inmediata.
Get quote

Libre de emisiones en 2030

DB Schenker quiere que sus actividades de transporte en las ciudades europeas produzcan cero emisiones en 2030.
Ver más

¡Descubra lo más destacado en el camino más simple entre A y B!

¡Aprender más!

Haga frente al Brexit de forma segura con nosotros

Leer más

The driving force for your business

Estrenamos opciones para DB SCHENKERsystem: Fix Day 10 y 13
Leer más

La exitosa asociación medioambiental con Hapag-Lloyd consigue la reducción de 130.000 toneladas de CO2

Objetivos de protección climática acordados mutuamente – Cascos de buques optimizados y sistemas de propulsión eficientes

Lo que comenzó en el año 2006 como un proyecto piloto conjunto para una cadena de suministro ecológica desde Suecia hasta China se ha convertido en la actualidad en una asociación estratégica en el ámbito de la protección climática en los océanos. La empresa de transporte y logística DB Schenker y la compañía naviera Hapag-Lloyd llevan diez años colaborando intensamente, con lo cual han realizado una contribución importante para la reducción del dióxido de carbono. Durante la última década, han logrado una reducción de las emisiones de carbono de 130.000 toneladas.



«Como proveedor de servicios logísticos, tenemos una gran responsabilidad a la hora de planificar y ejecutar nuestros transportes con un elevado índice de emisiones. El 22 por ciento de las emisiones directas e indirectas de carbono en DB Schenker se genera en el transporte marítimo. Por ello hemos concedido siempre una gran importancia a la inversión en la protección medioambiental junto a las compañías navieras con el fin de alcanzar nuestros objetivos de protección climática», afirma Andrea Dorothea Schön, responsable de la protección climática y el control de CO2 en DB Schenker. Gracias a los compromisos contraídos, será posible reducir las emisiones de gases contaminantes para cada contenedor transportado para DB Schenker hasta el año 2020 en hasta un 23% por contenedor estándar (TEU) con respecto al año 2014.




Las partes fijaron objetivos para la protección climática de forma contractual por primera vez en el año 2015. La compañía naviera de Hamburgo se comprometió a ahorrar aproximadamente otras 20.000 toneladas de emisiones de dióxido de carbono de los contenedores transportados para DB Schenker hasta el año 2020.

«Podemos cumplir estos objetivos conduciendo a velocidades que permitan un consumo reducido de combustible. Nuestros buques no solo disponen de cascos optimizados, sino también de sistemas de propulsión eficientes y los motores más modernos», declara Erika Sagert, responsable del departamento de protección medioambiental y sostenibilidad en Hapag-Lloyd. Una navegación proactiva dependiente del clima y la optimización de las rutas juegan un papel primordial para la minimización del consumo de combustible durante el trayecto.

DB Schenker diseñó los primeros productos ecológicos para sus clientes en cooperación con Hapag-Lloyd ya en el año 2006. En ese momento, Hapag-Lloyd ya utilizaba buques con restricciones de velocidad en la ruta marítima entre Suiza y China. La reducción total del dióxido de carbono pudo conseguirse debido a que la compañía naviera fue una de las primeras en disponer de un método de cálculo que fue reconocido por Clean Cargo Working Group. Dos años después, gracias a los datos específicos proporcionados por Hapag-Lloyd, DB Schenker pudo calcular la primera huella de carbón marítima vinculante para ciertas rutas marítimas.

Otro hito en la cooperación entre estas dos empresas fue la puesta en funcionamiento de la calculadora de emisiones EcoTransIT World. En 2010, en colaboración con otros socios, Hapag-Lloyd y DB Schenker desarrollaron una herramienta para el cálculo transparente y exacto del impacto medionambiental de las cadenas de transporte en las rutas internacionales. Esta herramienta ha sido aceptada entretanto como estándar general para el cálculo fiable del consumo energético y las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes para cualquier tipo de transporte de carga.

«Las compañías navieras líderes como Hapag-Lloyd han representado un papel muy importante en la mejora de nuestra huella de carbono, gracias especialmente a la información transparente sobre las reducciones de las emisiones. La base de una relación comercial sostenible y duradera es la confianza mutua y la honestidad cuando se trata de alcanzar objetivos medioambientales y de calidad. Estos acuerdos se convierten en hitos, ya que nos permiten integrar los aspectos de la sostenibilidad en nuestras relaciones comerciales», continúa diciendo Andrea Dorothea Schön. DB Schenker acordó estos objetivos de protección climática con otras seis empresas de transporte internacionales.

DB Schenker ocupa el tercer puesto dentro del mercado internacional del transporte marítimo. En 2015, DB Schenker movió más de 5.400 contenedores al día para sus clientes, con un volumen total de casi 2 millones TEU. La red de transporte marítimo de la empresa cubre 130 países con cerca de 600 emplazamientos de DB Schenker en todo el mundo.